0

Hummingbird Cake o Tarta de Colibrí

 

Tanto para mi, como para algunos de vosotros, el origen y la historia de este bizcocho seguirá siendo todo un misterio. He buscado y rebuscado información sobre este, pero no he contrado casi nada y las pocas cosas que he encontrado son totalmente opuestas que no se a que hacer caso. La cuestión, independientemente de cual sea su origen, es que este bizcocho está riquísimo. Lo he hecho en más de una ocasión y la verdad es que ha gustado mucho a todos.

La receta la saqué del maravilloso blog de Bea, El Rincón de Bea, y estoy segura que si no fuera por ella, nunca hubiera descubierto esta receta.

Sin más, paso a detallar los ingredientes y los pasos a seguir:

– 225 gr. harina
– 1 cucharadita canela
– 1/2 cucharadita de bicarbonato
– 1/2 cucharadita sal
– 50 gr. nueces muy picadas
– 50 gr. coco rallado
– 100 gr. azúcar blanquilla
– 100 gr. azúcar moreno
– 1 huevo más 1 yema
– 155 gr. piña al natural escurrida
– 3 plátanos hechos puré
– 125 gr. aceite de maíz
– 1 cucharaditade extracto de vainilla

Empezamos precalentando el horno a 175º y engrasando nuestro molde elegido. Yo lo hago con aceite de maíz y harina.

Picamos las nueces bien picadas, pero sin llegar a hacerlas polvo.

Trituramos el plátano y la piña hasta hacerlos puré y reservamos.

Tamizamos la harina, el bicarbonato, la sal, la canela, el coco y las nueces y reservamos.

Batimos el huevo y la yema con los dos tipos de azúcar hasta que el azúcar se haya disuelto.

 

 

 

Incorporamos el aceite, extracto de vainilla y el puré de plátano y piña y batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.

 

Le añadimos en dos veces la mezcla de harina que habíamos reservado, sin excedernos en ello. Si fuera necesario lo podríamos terminar a mano.

Vertemos la mezcla en el molde de loaf y horneados durante aproximadamente 45-50 minutos.

Antes de retirarlo del horno comprobaremos que esté listo insertando un palito en el centro, si este sale seco ya estará listo, sino lo dejamos 5 minutos más.

Dejamos enfriar dentro del molde y sobre una rejilla durante unos 5 minutos. Después desmoldaremos y dejaremos enfriar por completo sobre una rejilla.

 

 

Buen provecho!

 

Elena

 

Anuncios
1

Loaf de plátano y nueces

Hola de nuevo!

En esta segunda entrada traigo una receta sacada de la que es para mi la Biblia de la repostería, The Williams-Sonoma Baking Book. Es un libro de recopilación de las mejores recetas de Williams-Sonoma. Me ha costado mucho elegir la receta dado que el libro tiene más de 350, pero después de darle muchas vueltas al final la encontré. Por supuesto no será la única receta que haga de este libro, de echo tengo el libro lleno de post-it con recetas pendientes. Ya os iré informando.

Después de probar este estupendo loaf, no tengo más que buenas palabras para describirlo. El bizcocho es muy suave y húmedo, crujiente por el azúcar moreno que se le pone por encima, pero muy esponjoso por dentro. A mi me ha encantado, creo que lo voy a marcar como uno de mis favoritos.

Y sin entretenerme más os paso a detallar la receta.

Ingredientes:

– 90 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

– 250 gr de azúcar blanquilla

– 3 plátanos (280 gr) muy maduros hechos puré

– 3 huevos

– 125 ml de buttermilk

– 315 gr de harina todo uso

– 1 cucharadita de bicarbonato

– 1 cucharadita de levadura

– 1 cucharadita de nuez moscada

– 1/2 cucharadita de sal

– 90 gr de nueces picadas a trozos pequeños

Precalentamos el horno a 180º. Y engrasamos un molde con mantequilla o aceite y lo enharinamos ligeramente. Los ingredientes de esta receta están pensados para un molde de 23 x 13 cm.

Empezamos batiendo la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla de color casi blanco y esponjosa.

A continuación añadiremos los huevos. De uno en uno, pero sin incorporar el siguiente hasta que el anterior se haya integrado por completo.

Añadimos ahora el puré de los plátanos y el buttermilk. La mezcla que tendremos ahora será muy líquida.

En un bol tamizamos la harina, el bicarbonato, la levadura, la nuez moscada y la sal. Incorporamos poco a poco esta mezcla a la del huevo, azúcar, mantequilla y buttermilk; batiendo lo suficiente hasta que se haya incorporado por completo.

Añadimos las nueces y a mano mezclamos la masa hasta que quede una mezcla homogénea.

Colocamos la masa en el molde, ponemos una fina capa de azúcar moreno por encima y con un cuchillo hacemos una pequeña incisión por la superficie del bizcocho. Horneamos durante 50-55 minutos. Antes de sacarlo del horno insertamos un palillo en el centro del bizcocho, si este sale seco significa que ya está listo. Si sale húmedo lo dejaremos horneando durante 3 minutos más y repetimos la operación.

Lo dejaremos enfriar cinco minutos dentro del molde. Después pasaremos un cuchillo por los filos del molde, desmoldaremos y dejaremos enfriar sobre una rejilla hasta que se haya enfriado por completo.

Como mi molde es un poco más pequeño me sobró masa e hice unas pocas cupcakes (8 para ser exactos). En este caso horneé la masa durante 14 minutos. Os dejo la única foto que he podido sacar, han volado.

Espero que os guste!

Elena