6

New York Cheesecake

He descubierto una web que es una maravilla. Se trata de Joy of Baking, esta fue creada por Stephanie Jaworski, una ama de casa apasionada por la respostería que decidió abrir su propia web en el año 1997 con la ayuda de su marido, con la finalidad de poder compartir su pasión por la respostería con todo el que quisiera.

Actualmente su página web cuenta con unos 5 millones de visitas al mes (ahí es nada). Mentiría si digo el número de recetas que tiene en su web, pero creo que no exagero si digo que tiene más de 300. Y para mi algo que hace fabulosa esta web, es que muchas de las recetas están acompañadas por un vídeo tutorial, que aunque no pueda pillar todas esas palabrejas en inglés, el poder ver como se lleva a cabo la receta facilita mucho el trabajo.

Y de esta maravillosa web saqué la siguiente receta. Un tarta de queso al más puro estilo neoyorkino. No se si será cierto eso de que la mejor tarta de queso del mundo se encuentra en Nueva York, pero si que puedo decir que son las mejores que he probado, aunque ahora la número 1 ha pasado a ser esta hecha por mi y que os paso a detallar.

Ingredientes (para unas 10 personas aproximadamente):

Para la base:

– 200 gr de galletas trituradas

– 50 gr de azúcar

– 114 gr de mantequilla derretida

Mezclamos bien las galletas con el azúcar y la mantequilla, hasta que todos los ingredientes estén completamente incorporados. Colocamos esta mezcla en el molde que hayamos elegido previamente engrasado con un poquito de aceite.

Esta mezcla la tenemos que colocar tanto en el fondo del molde como en las paredes y apretar bien. Dejaremos el molde cubierto con papel film en la nevera y prepararemos el relleno.

Para el relleno:

– 1 kilo de queso crema

– 200 gr de azúcar blanquilla

– 35 gr de harina

– 5 huevos

– 80 ml de nata para montar

– 1 cucharada de ralladura de limón

– 1 cucharadita de extracto de vainilla

Precalentamos el horno a 180º.

Yo el queso crema lo saqué media hora antes de la nevera y lo batí un poco en la Kitchen Aid antes de continuar para que estuviera más manejable. Si lo sacas justo en ese momento de la nevera quizás necesites batirlo un poco más.

A continuación incorporar el azúcar y la harina y batir hasta que veamos que todos los ingredientes se han incorporado.

Añadir los huevos uno a uno, sin introducir el siguiente hasta que el primero se haya incorporado por completo. La mezcla que tendremos ahora será muy líquida.

Incorporamos la nata, la ralladura de limón y el extracto de vainilla y cuando veamos que todos los ingredientes están incorporados (ahora nos será más fácil porque la mezcla estará más líquida) volcamos la mezcla en el molde que habíamos dejado en la nevera con la base preparada.

Horneamos durante 15 minutos y después le bajamos la temperatura hasta los 120º. Ahora dejaremos horneando durante 60-90 minutos. Sabremos cuando está lista cuando al mover el molde la masa de los laterales está firme pero la del centro todavía no lo está.

Mientras tanto podemos ir preparando el topping.

Para el topping:

– 240 ml de sour cream

– 30 gr de azúcar blanquilla

– 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Mezclamos todos los ingredientes en un bol y reservamos.

Cuando hayan pasado entre los 60-90 minutos y veamos que la tarta está lista la sacamos, le incorporamos el topping y la volvemos a meter en el horno durante otros 15 minutos.

Pasados estos 15 minutos colocaremos la tarta sobre una rejilla, pasaremos un cuchillo por los filos del molde y la dejaremos hasta que se enfrie.

Una vez fria la cubriremos con papel film y la dejaremos enfriar en la nevera durante 4 horas o durante toda la noche.

Desmoldaremos la cheesecake con cuidado y podemos servirla con mermelada de fresa (lo que yo utilicé), frutas del bosque, chocolate, etc.

Se que el hecho de que sea hecha por mi influye en mis comentarios, pero es verdad que es una de las mejores tartas de queso que he probado.

Elena

Anuncios